martes, 19 de agosto de 2008

A quien madruga… No le mires el diente (III)

(III)

El siguiente refrán también es muy conocido, y puede dar mucho de sí, para todo tipo de interpretaciones.

El que la sigue la consigue.

Vamos allá, analicemos:

-Si nos dedicáramos a seguir a la gente que nos interesa, ¿qué se consigue más rápidamente: a él o ella o una denuncia por acoso?
-Decírselo al pobre Emilio Aragón, que se pasaba la vida siguiendo la línea blanca y cuando creía haber llegado al final, empezaba de nuevo, precisamente igual que los programas de teletienda de su propia cadena, La Sexta.
-¿Qué debe seguirse? ¿La corriente?
-Si fuera cierto el anterior punto, ¿qué se consigue? ¿Electrocutarse?
-¿Habrá conseguido aquella mujer que hace unos años montaba en una moto, poniendo al descubierto parte de su delantera, encontrar por fin a Jack’s?
-¿Este refrán es aplicable a los millones de personas que juegan a la lotería cada semana?
-Si hay más de una persona siguiendo lo mismo, ¿quién debe ser el que la consiga?
-Si se sigue la Fórmula 1 o las motos, ¿quiere decir que se es incluso más veloz que Speedy González?
-¿Hay avituallamientos por el camino, si se sigue muy seguido?
-Las personas que hoy en día siguen a George Bush, ¿qué narices consiguen con ello?

Espero, no obstante, que sigas riendo, y si ya lo haces, consigue que otra persona se ría contigo.

No hay comentarios: