jueves, 2 de octubre de 2008

Spot

Quizás aún no se hayan dado cuenta, pero sí, es evidente: estamos en crisis. Y no me refiero a esa crisis que a todo hijo de su madre le ha ocurrido al menos una vez y media en su vida cuando no se atina y se le escapan unas gotitas fuera del váter... No. Eso es, al menos, superable. O por lo menos, una pequeña fechoría matinal a superar.

Me refiero a la verdadera crisis, cuando vemos esas fotos publicitarias repartidas por los pasillos del metro. ¿Quién ha sido capaz de resistirse alguna vez en pintar unos cuernos, un bigote y los dientes de Bugs Bunny en el rostro impreso de alguien? Yo no conozco a nadie, y esto es preocupante, porque significa que la persona que vea tal muestra de arte sonreirá o como mucho reirá sin motivo aparente, y si aplicamos esta matemática conclusión a la vida cotidiana, quiere decir entonces que habrá decenas de personas –quizá cientos de ellas- que tengan el atropello de sonreír simultáneamente al mismo tiempo mientras vayan camino del trabajo o a cualquier otro lugar en el que, seguro, imitarán tal gesto con algún compañero o familiar suyo.

Qué mundo en el que vivimos, ¿verdad? Al convertirnos en adultos dejamos atrás ese tipo de cosas… Ahora tenemos otras más gratificantes, como el Euribor, los discursos del Rey en Navidad o Karmele Marchante. Dónde va a parar. Las comparaciones son odiosas. De adultos, somos más inteligentes, y tenemos que preocuparnos de cosas para… adultos.

Además, que alguien tenga pintado un bigote en su rostro es algo habitual. Fíjense, por ejemplo, en el señor Aznar. Y el dibujo de los cuernos, muy usado también. Fíjense en Ana Botella, la mujer de Aznar. Y los dientes de conejo, por supuesto, Aznar… Moraleja: este hombre es una caricatura de sí mismo, y lo debemos echar de menos, porque nos reímos tanto de él…

Así que, por favor, traten de ser adultos, y no participen en esa clase de niñeces… Quién sabe si usted será, próximamente, el nuevo presidente de su comunidad de vecinos y le toque limpiar su imagen a todas horas…