viernes, 9 de enero de 2009

Públicamente divino... O no


Ya no es necesario buscar a Dios en los templos, ni siquiera cuando algo sale mal y requiramos a grito pelado su etérea presencia.

Ahora puedes buscar a Dios en transporte metropolitano, y el viaje puede ser de ida... y también de vuelta. Así que amar a Dios es más ecológico ahora que hace unos años. Y no sólo eso, sino que he encontrado la razón del abusivo aumento de tarifas de este estrenado año. He visto la luz: se debe a que como Dios es omnipresente, los usuarios cargamos con las facturas que Él deja por hacer tantos viajes al día. Vamos, como pagar al Rey todo el año para que no logre entendérsele por Nochebuena. Eso sí es abusivo...y poco católico.


La paradoja está entre las ciudades de Barcelona y Madrid. En la primera, los carteles que anunciarán a Dios en los buses, será para, precisamente, olvidarse de Él. Es perfecto por si algún día pierdes el bus y, a lo
lejos, aún divisas el lema enganchado en la parte trasera del vehículo:

"Probablemente Dios no existe, deja de preocuparte y disfruta de la vida”

¿Puede que no exista? ¡Seguro que no! ¡Por eso volverás a llegar tarde al trabajo!
En Madrid, por el contrario, se ha optado por anunciar a Dios a lo grande, con el eslogan:

“Dios sí existe. Disfruta de la vida en Cristo”

Es mejor incluso que cuando le dio por hacer un diluvio universal sobre la faz de la tierra para que Noé hiciera animaladas en un barco parecido al de Chanquete. Sólo que, para que fuera perfecto, el conductor del bus debería llamarse Noé, y entre los viajeros, encontrar al típico cerdo que huele a rayos y mantener en vilo al resto de la manada. Claro, e incorporando nuevos servicios para los viajeros: hilo musical con cantos gregrorianos, suprimir el bono de viajes y dar ostias a todo aquel que suba... a los asientos. Qué violencia, de buena mañana. Y todo, en hora punta. ¡Por el amor de Cristo, eso sí es disfrutar la vida y lo demás son tonterías!


Así que, sin Dios o con Él, lo que está claro es que cada uno es libre de utilizar o no el transporte público, porque el "mensaje", debe llegar a todos los públicos...

Amén.

7 comentarios:

Yuria dijo...

Parece ser que hablar de dios y de religión se está poniendo de moda. Con lo que a mí me gusta Dios, estoy de suerte.

Un beso.

Akematon dijo...

yo creo q Dios tanto si crees en el o no es algo personal no creo q haya necesidad d una cosa ni la otra.

Patricia dijo...

Y bueno al parecer estan tan desesperados que recurren a todo para llamar la atencion en sus campanhas comerciales...
Y al parecer lo estan logrando :)
je je
un beso,

ara dijo...

Y Dios si existe!

TOROSALVAJE dijo...

Estamos rodeados de locos.

Miedo me da.

Saludos.

Silvia dijo...

Me gustó el blog. Seguiré portandome igual, tanto si existe como si no ¿por qué debería preocuparme? Un saludo

El iResponsable dijo...

Pues mira por donde ayer he publicado en mi blog algo al respecto, jejeje.