domingo, 15 de febrero de 2009

En otro momento

Dos hileras de árboles frondosos dan los honores a un camino rebosante de luz. El viento mece sus copas y un cielo estrepitoso pía encima de ellas, acompañando la serenidad de una tarde cualquiera en cualquier parte. Conmigo. Aquí. Sin dar crédito. La vida ha despertado en medio de todo el tiempo en el que dejó de existir para darle importancia a las cosas que una vez perdimos.

Ya no hay vuelta de hoja. Es así cómo me costó aprender que un trayecto tiene una única dirección. Es el sentido en el que se toma el que marca tu destino. Por consiguiente, sólo hay una dirección y un único sentido, porque por mucho que les demos vueltas, no tiene sentido volver atrás.

No recuerdo cómo he llegado a ver el verde tan verde de la hierba, no recuerdo haber escuchado jamás el canto de los pájaros, no recuerdo haber estado antes aquí. Y sin embargo, sé que, en otro momento de mi vida, jamás hubiera podido disfrutar este instante como lo estoy haciendo ahora, jamás hubiera podido imaginar que lo único y espectacularmente colosal que poseo aquí y ahora, es este momento.

10 comentarios:

El iResponsable dijo...

Pues disfruta del momento, supongo que a eso se le llama estar receptivo.

la del blog dijo...

Pues ya sabes... a vivir el momento mientras lo tengamos a mano.

Tengo que decirte q estas muy trascendental ultimamente!!

Yuria dijo...

Es una prosa poética llena de optimismo , de color y vida. Y, en el contenido hablas de que hay un camino solamente para ir a un sitio. Bueno, efectivamente si se entiende como que para lograr una cosa... hay que tirar por ahí, por ej, quieres aprobar, tienes que estudiar.

Sigue así de poético.

Silvia dijo...

De acuerdo en que hay un único sentido y que en la vida no existe la vuelta atrás... pero trayectos... uy, a veces hay muchos que elegir, fáciles y difíciles, y no siempre elegimos la línea recta.
En cualqueir caso me alegro que disfrutes "el momento".
Un besico.

TORO SALVAJE dijo...

Esos momentos, también he tenido eh..., grábalos y guárdalos como oro en paño.

Nutren el alma.

Saludos.

Carlos dijo...

Cuanta razón tienen tus palabras!, solo que muchas veces somos demasiado torpes y nos damos cuenta cuando ya es tarde, no podemos pasarnos la vida recordando nuestros errores porque ya no hay solución.
P.D.Con tu permiso te enlazo en mi blog.

Raquel T. dijo...

Hoy me rindo a la evidencia, amigo Beeril, de los aplausos, y te los doy, porque tu reflexión es estupenda, de carne y hueso, y tu conclusión es uno de los secretos a voces que mejor deberíamos guardar en alma y consciencia, para contemplarlo cada día.
Abrazos admirados y del momento...

Patricia dijo...

Lo importante es el ahora, solo hay una direccion...y es verdad que el pasado solo puede ser un trampolin y no un sillon, no tiene sentido volver atras! que bello! aplaudo tu post!
saludos,

Adnama dijo...

Tienes razón, nunca tiene sentido volver atrás, ni en Irlhadia ni en ningún sitio. Gracias por tus palabras. Besos

Helena dijo...

Dentro de 2 minutos el futuro será pasado por lo q solo debemos preocuparnos por el presente que es un regalo, como su propio nombre indica.