lunes, 16 de febrero de 2009

Mañana es un día que hay que chillar a grito pelado "Buenos días"



Una vez, andando por la calle, llegué a chocar por segunda vez con mi buena suerte. Y fue tan fatal el encuentro que empecé a sangrar por la nariz. Ella apenas se había hecho nada; había tenido, cómo no, muy buena suerte.

- No recuerdo cuándo fue la última vez que choqué contigo- me dijo.

- Yo sí lo recuerdo- le contesté- Te di los buenos días y me salvaste la vida. Aquel día te saludé, como cada día, pero ibas tan acelerada que no te diste cuenta de mi presencia hasta que chocamos y del fuerte impacto caímos rotundamente a unos metros del otro. Creo que hubo un momento que me quedé inconsciente, pero recuerdo vagamente que vino una mujer a socorrerme, y a ti otra persona. Esa mujer me realizó las primeras curas, y entre titubeos, llegué a preguntarle su nombre. Tú, mi buena suerte, te fuiste con la persona que rápidamente te atendió. Era la que se preocupaba que estuvieras consciente y le hablaras.

- Sí, es cierto... Esa persona me encontró, y yo le correspondí, pero a ti, ¿en qué te salvé la vida?- preguntó intrigada.

- Dije antes que llegué a interesarme por el nombre de aquella mujer... Y desde entonces, su nombre amanece conmigo cada vez que abro los ojos e instantáneamente le deseo mis buenos días.

8 comentarios:

Silvia dijo...

¡Jo qué bonito choque!¡ojalá todos los choques fueran así!
Un besote fuerte.

libra dijo...

Que chulo, y es que la buena suerte se puede encontrar a la vuelta de la esquina.

Un beso.

Neus dijo...

Hola! Mil gracias por seguirte pasando por mi blog y por tus buenos deseos. Lo mismo para tí, y que te dure el San Valentín todo el año.
Preciosa la foto y precioso el post
Besos

la del blog dijo...

que bonito te ha quedado ohhhhhhhhhhhhhhhhhhh

Raquel T. dijo...

Qué preciosos encuentros y qué bonita forma de contarlos, amigo Beeril. Sería estupendo padecer choques así a diario, con el amor, con la suerte, con la consciencia, con la voluntad, con la valentía...
No nos libraríamos del chichón, pero tampoco de una perenne sonrisa, que es lo importante ;)
Abrazos de encontronazo...

Sara dijo...

No me importaría tener un choque con mi destino... ;)

SR. SER dijo...

Qué bonito ^^

Me gusta mucho. Saludos.

Adnama dijo...

Buenos días...es preciosamente bello, me encanta.
Besos