viernes, 20 de marzo de 2009

Hoy


Cualquier persona es destino de sí misma, como si habláramos de una meta más allá de los hechos ocurridos y derribáramos nuestros miedos a golpe de valor y montones de optimismo. Ser consciente de ello, ser realmente consciente de ello, nos aseguramos la alternativa de poder cambiar cualquier cosa, desde nuestra propia felicidad hasta la de los demás.

Uno se siente feliz desde el primer momento que usa la palabra felicidad para hablar en pro de ella. Y si esta es la auténtica cura, habría que abogar para que todo el mundo enfocara sus pensamientos y actos en el presente, porque no hay nada más absurdo que recalcarse en algo que sucedió hace tiempo y quizás nos atormenta hoy.

Sería un error que atormentándonos por nuestro pasado, nos excusara para intentar cambiarlo, y mucho menos tratar de evitarlo. Pues bien, malas noticias: la película "Regreso al Futuro", de Michael J. Fox, hace mucho dejó de estar en cartelera. Así que dejemos la ciencia ficción a un lado y vivamos este presente, que es el único que nos merece. Dicho de otro modo: no existen curas mágicas para provocar una acción que resuelva otra anterior, aunque podemos basarnos en ella para crecer.

El otro día leí en un libro una verdad como un templo.A todo el mundo le hubiera gustado que en la Guerra del Peloponeso, en la que murieron muchísimas personas allá en la Grecia Clásica, no se hubiera producido jamás. ¿Pero qué le vamos a hacer ya? Es pasado y ocurrió hace cientos de años. Y el caso es que no hay nada que separe ese pasado con el día que vivimos justo ayer. Así que, sabiendo esto, ¿para qué sufrir por algo que está ya en él? No podemos ponerle un pasado a nuestro pasado.Se puede decir esto:

"aquello que pasó es pasado"
Sin embargo, no podremos decir jamás:
"aquello que pasó fue pasado"

Busquemos y encontremos opciones, alternativas, dones, magia... Pero ante todo, hallemos la felicidad en todo momento. Sí, aunque parezca mentira, estamos hechos para vivir. Seamos persistentes en nuestros sueños... Cuidémoslos y mantengámoslos vivos.

A cada día que pase serán como flores que germinan creciendo un poco más gracias a nuestra gran dedicación.

12 comentarios:

Silvia dijo...

Positivismo de futuro... estupendo para empezar el fin de semana.
¡ay, qué difícil aplicar esta teoría... a veces!

¿fuera de cartelera regreso al futuro?¿y los de las tv se han enterado ya de eso, que hace poco la vi en alguna...? jajaja

besicos enormes.

beker dijo...

Yo también estoy de acuerdo con que el pasado podría haber sido otro, pero fue el que fue y ya no se puede cambiar, asi que pensemos a partir del ahora... un saludo

la del blog dijo...

beeril me ha encantado tu post de hoy... ya sabes que suelo estar pendiente de las cosas que no hago y de las cosas que me pesan desde atrás... por eso me gusta tu enfoque siempre tan positivo y optimista.

Besos

ISIDRO R. AYESTARAN dijo...

Me ha encantado el trasfondo de tu texto, querdido amigo.
He llegado a tu blog de casualidad, y te felicito por tu trabajo, en el que prometo adentrarme.
Y tienes razón:
Aferrémonos al presente... y sobre todo, a nuestros sueños.
Un saludo muy fuerte
ISIDRO

CharlyChip dijo...

Vivir en presente, hacer lo que podemos hacer y dedicar las restantes energias a tener un poco de alegría y felicidad.

Cualquier otra filosofía nos entierra en el pasado, que hunde nuestro pies en el suelo en una batalla inutil por cuidar la buena salud de un cadaver.

Vivir un futuro posible con una sonrisa.

Un abrazo

Raquel T. dijo...

¿Te he dicho alguna vez que transformas mis días, amigo Beeril?... Eres el mejor catalizador de buenos pensamientos y mejores sentimientos. Y es que cuánta razón tienes y tiene tu reflexión: el pasado es la experiencia ya dormida, ya vivida, de la que hay que extraer lo positivo, que es el aprendizaje, para las vivencias que nos ocupan hoy... Hoy, hoy es lo que importa, lo que tenemos a mano, la riqueza más incalculable, así que aprovechémosla, porque este hoy pronto será también un ayer.
Abrazos, muchos y bien presentes...

roxana dijo...

Buena reflexion!!! me gustò. Un abrazo y buen fin de semana. Un gusto! Roxana

Mona lisa dijo...

Lo que mas me gusta de todo esto es que cada vez somos mas los que intentamos un cambio!!! Que bueno haberte encontrado y seguir sumando. Saludos!!

Yuria dijo...

Psicológico, amigo. Propones la felicidad como la mejor alternativa, y así es.
Decían antes que "Cualquier pasado siempre fue mejor", pues no; yo no lo creo.El pasado ayudó a ser lo que hoy somos.

Me encanta verte tan optimista y tan bien.

PECADITO dijo...

Juas, juas!! Vaya casualidad tu blog... jejeejje!!
Ayer iba en tren de camino a... el meu poooble! ;p Y dos chicas me dieron una charla... (de 1:30 h aprox) sobre este tema y las relaciones que nos unen con los demás... Aix... Cuanta razón tienen tus palabras...
Pero... yo en este tema voy con ventaja (Y no porque sea una santboixa... no!) y es que... tengo un don para olvidar...RecuerdaS? ;p
Grácias a ti le he sacado lo positivo... jejeje!!
Se puede ver dos maneras... O el cántaro esta medio lleno o medio vacío... jejeje!!
pd: "lo que pasó, pasó... lalalá..."

María dijo...

Me gustó mucho este post, en el cual allí dejé mi comentario días atrás, en el blog Observador Virtual, del cual formas parte como yo, encantada de visitar tu blog.

Saludos.

Helena dijo...

Ya lo dice el refran, agua pasada no mueve molino! Y el tiempo q pasamos pensando en lo q pudo ser y no fue... perdiendo energias para hacer nuevas cosas o arreglar lo q el pasado nos enseño! Yo desde luego no pienso en él ni un minuto.

Me ha encantado tu entrada porq es algo q siempre tengo muy presente e intento hacer ver a los q me rodean!
Un beso