domingo, 21 de junio de 2009

Hoy


Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes de que el reloj marque la medianoche. Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante.

Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.

Hoy puedo quejarme porque el día esté lluvioso o puedo agradecer a la naturaleza porque las plantas están siendo regadas gratis.
Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero o puedo estar contento de que mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia.
Hoy puedo quejarme de mi salud o puedo regozijarme porque estoy vivo.
Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo o puedo sentirme agradecido que me hayan permitido haber nacido.
Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.
Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.
Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.
Hoy puedo quejarme porque tengo que ir al colegio o puedo abrir mi mente enérgicamente y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.
Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente, cuerpo y alma.
Hoy el día se presenta ante mí, esperando que yo le dé forma…
Y aquí estoy, el escultor que tiene que darle forma. Lo que suceda hoy depende de mí, yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.

Así que...
¡QUE PASÉIS UN GRAN DÍA, A MENOS QUE TENGÁIS OTROS PLANES!


(este texto lo empleo mucho en mis clases de risoterapia, de autor desconocido)

12 comentarios:

Helena dijo...

Hoy, hoy tengo que hacer y decir todo lo que piense y sienta porque hoy es lo unico q tengo seguro, el mñn no existe, todo pasa tan rapido q hoy casi ya es pasado... Hoy quiero ser feliz!

Ana dijo...

Pues es muy cierto, así que a sonreírle al nuevo día.
Muchos besos.

El Filosofo Loco dijo...

...puede ser un gran día, DURO CON ÉL!!

Lo dijo el amigo Serrat, algo de razón tendrá.

Muchas gracias por esta dosis de optimismo en tiempos de crisis.

Un saludo!

Silvia dijo...

Hoy desde luego es estupendo leer un texto tuyo... Me voy a tener que apuntar a tu risoterapia, inevitablemente.

Besicoooos Beeril

CharlyChip dijo...

Buena actitud, buen planteamiento ;-)

Un abrazo

Lorena dijo...

Qué razón tienes...

Somos los dueños de nuestro tiempo y de todos los acontecimientos que tienen lugar en él...

Sólo debemos tratar nuestra vida bien y la vida nos tratará mejor a nosotros.

Un abrazo.

Lorena.

ROSALIANM dijo...

Risoterapia tendríamos que hacer todos.
Un beso

iResponsable dijo...

Me quedo con lo del trabajo y lo del hogar, no sabes cuantas veces he pensado algo parecido.

Sara dijo...

Pues es genial y un texto para aplicar a la práctica, porque es todo una verdad como un templo, en nuestro interior tenemos la fuerza para todo esto, para pasar un gran día, para construir un gran proyecto de vida.
Te felicito por tan bonita entrada.
Un abrazote

libra dijo...

Y un texto muy cierto, todo depende con el cristal con que se mire, y está claro que viviendo de manera positiva nos encaminamos hacia la ilusión y nos ahorramos muchos sentimientos de malestar.

Feliz noche de San Juan ;)

Besos.

Emília Briones dijo...

me ha encantado el post! y lo comparto, cada día puede ser un gran día...depende de uno mismo aprovecharlo o no! ;)

marga dijo...

escoger, exacto, todos podemos hacer la diferencia.

saludos! ;)