lunes, 29 de junio de 2009

La pulga Ramírez (I)

pulga ramírez

La pulga Ramírez
no come,
no salta,
ha perdido el interés de viajar por perro-bus,
porque su ilusión
es convertirse en nadadora
de natación sincronizada,
y no tiene piscinita,
y no tiene ánimo de ponerse
sus bermuditas hawaianas
ni sus moradas gafitas,
porque le falta tres gotas de agua
para completar su piscinita olímpica,
y practicar a ritmo de Camela
su mejor coreografía,
entre el aplauso de un público entusiasta
que la anime a zambullirse
para ser la mejor pulga en su categoría.