jueves, 2 de enero de 2014

Esto ya apesta, señor Artur Mas


No sé. Pienso que si me cruzo al señor Artur Mas por ahí, le voy a soltar una reprimenda que, por lo independiente que soy, le voy a quitar las ganas de que cada vez que abra su puta boca, nos meta a tod@s en el mismo saco. Un saco lleno de agujeros negros, donde la mala gestión, la ocultación de datos y la manipulación de estos por los diferentes medios comunicativos, se anuden sin escapatoria con un lazo colorido de la bandera que tanto patriotismo se protagoniza estos meses sin percatarse que más de la mitad de esos catalanes, en los que me incluyo yo, desean que familiares y amigos tengan un trabajo digno, una sanidad digna, una educación digna. Sin distinción de idiomas o banderas. Es un derecho que, fuera de toda Constitución o Estatuto, es universalmente humano.

Así que haga el favor, señor Artur Mas; haga el favor de recoger sus caquitas y evitar esparcirlas a la población, porque cada uno ya tiene lo suyo, ¿y sabe qué le digo?

Con todo el respeto del mundo, que le vayan dando ya mucho por culo, señor Artur Mas, que personas queriendo trabajar hay mucha, y usted, evidentemente, no es una de ellas.

No hay comentarios: